¿Es bueno realizar ejercicio en la playa?

La playa es un espacio de ocio y disfrute en el que compartimos momentos con otras personas, y entre ellos el deporte. Te vamos a contar algunos motivos por lo que es bueno realizar ejercicio en la playa.

¡Siempre es bueno hacer deporte al aire libre! Y lo es también en la playa.

El aire puro, la humedad ambiental y las ventajas de tomar el sol de forma moderada hacen del yoga y del stretching en la playa una actividad muy recomendable no solo para el verano, se puede practicar todo el año siempre que el tiempo acompañe.

¿A qué hora del día es mejor practicar ejercicio en la playa?

Hacerlo por la mañana, por ejemplo antes del desayuno puede ser un buen momento, así activaremos nuestro metabolismo y tendremos energía para disfrutar del resto del día.

Además el sonido del mar nos ayuda a calmar la mente y realizar una meditación en movimiento equilibrando cuerpo+movimiento+mente, llegando a obtener una gran relajación y bienestar interior.

Se aconseja evitar las horas de mayor calor, por los consiguientes riesgos que conlleva. Lo ideal es practicar por la mañana o por la tarde, una vez que la intensidad del sol sea mucho más baja.

En cuanto a lo apropiado para vestir en éste tipo de espacios, lo ideal es llevar un bañador o ropa deportiva cómoda y transpirable.

Explicando ejercicios de stretching en pareja

Por supuesto, algo fundamental y que no debe de faltar en éstas actividades al aire libre es ponernos un buen fotoprotector para proteger nuestra piel del sol.

¿Cómo evitamos lesionarnos ante un suelo poco firme?

Si realizamos tanto el Yoga como el Stretching en un suelo blando como es la arena, nos aporta seguridad para poder hacer equilibrios de brazos o transiciones entre una postura y otra ya que no importa tanto la caída, la arena la puede amortiguar.

Al practicar deporte en la arena, el esfuerzo muscular es mayor ya que al no tener estabilidad, la musculatura trabaja más profundamente con lo que realizaremos un trabajo funcional de todo nuestro cuerpo. Por lo tanto se podría ver como una ventaja.

Sin embargo, debemos de ser muy conscientes de nuestro propio cuerpo y realizar los movimientos de una manera muy controlada y vigilando que los apoyos estén bien ejecutados y no forzar más allá de nuestras posibilidades, así evitaremos el riesgo de torceduras.

Es probable  que al principio de la actividad notemos que nos cansamos más, puesto que estamos usando músculos diferentes. Debemos ser conscientes de ello y aumentar la práctica paulatinamente. 

Y si en cambio, se trata de una playa de callado, ésta también nos aporta un gran trabajo de equilibrio.

Puedes ampliar tu entrenamiento personal, físico y emocional suscribiéndote a nuestros canales de Youtube, Facebook e Instagram, así como en nuestra web y acceder a un mundo de deporte, consciencia y bienestar, te esperamos.

Deporte y Consciencia

El camino de mi búsqueda interior ha estado muy estrechamente ligado con el mundo del deporte desde muy temprana edad. Voleibol en el colegio, patinaje, competiciones de baile, carreras de montaña, bicicleta de MTB, senderismo... Hoy en día sigo compitiendo, y además me he formado como monitora en diversas disciplinas como son el Pilates y el Yoga.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acceder

Contraseña perdida?