Dejar los lácteos por una semana

Te propongo un reto, dejar los lácteos por una semana, y es que este desafío consiste básicamente en pasar siete días sin consumir ningún tipo de leche o producto lácteo.

¿Qué esperar del desafío?

En principio no es fácil decirte qué va a producirte el desafío.

Tras siete días sin lácteos, algunas personas se dan cuenta que no tienen gases ni molestias estomacales que antes eran algo normal; otros notan mejoras en su piel; algunos logran cierto adelgazamiento y otros no notan ningún cambio a excepción de un poco de desesperación por comer un sabroso queso.

El mayor beneficio que obtendrás de este reto es demostrarte a ti mismo/a que no eres dependiente de un alimento, algo que de considerarlo un problema tenemos muchos sin siquiera saberlo, y además, te permitirá probar algo distinto.

Para muchas personas los lácteos son tan normales, que ni si quiera habrían pensado en pasar una semana sin ellos.

Entre la leche del desayuno o el cortado de la media mañana, el yogur del mediodía y la cena, el trozo de queso que acompañas en el bocadillo de la media tarde o cuando te apetece picar entre horas, en siete días habrás tomado más lácteos del que recuerdas.

Por ello te invito a salir de tu zona de confort durante al menos siete días y así dejar los lácteos por una semana.

Antes que digas que no

Quizás estés pensando que no te es posible dejar de lado el calcio que te aporta la leche, o que tu yogur para cenar es sagrado.

No es una locura estar una semana sin leche, que estos no sean alguno de los motivos por los que digas que no a este desafío.

Te recuerdo que la leche no es la única ni la más efectiva fuente de calcio, y existen una gran cantidad de alimentos que puedes consumir en sustitución de la leche.

Anímate a hacer este reto y cuéntame como te ha ido cuando lo hayas superado.

Fotos de Comida creado por freepik – www.freepik.es

El camino de mi búsqueda interior ha estado muy estrechamente ligado con el mundo del deporte desde muy temprana edad. Voleibol en el colegio, patinaje, competiciones de baile, carreras de montaña, bicicleta de MTB, senderismo... Hoy en día sigo compitiendo, y además me he formado como monitora en diversas disciplinas como son el Pilates y el Yoga.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Acceder

Contraseña perdida?